Un golpe de realidad

fotoXAVIER_2

El pasado viernes se propagó una alerta a nivel global por el mayor ciberataque en forma de ransomware, registrado hasta la fecha. El ransomware, en resumidas cuentas, se trata de una forma de código dañino que “secuestra” toda la información de los ordenadores infectados, encriptando su contenido. Para poder liberar al sistema de dicho secuestro se deberán pagar unos 300 dólares en formato Bitcoin a su creador quien, con no poca incertidumbre, manda una clave para descifrar la información y poder recuperarla. El código dañino únicamente afecta a sistemas operativos Windows XP o superior, siempre y cuando no se encuentren actualizados con los últimos parches de seguridad.

Pues bien, el ataque afectó a un impresionante número de empresas a nivel global, siendo de gran relevancia la infección a numerosos equipos de la compañía Telefónica. Se infectaron otras empresas como Renault, Gas Natural, Vodafone, FedEx y varios hospitales del Reino Unido. Y aunque hablemos en pasado, el ataque sigue vigente y se espera que remonte el número de infecciones a equipos.

Durante el ataque y los siguientes días se han sucedido una cantidad de noticias, muchas claramente sensacionalistas y faltas de información, ya que este tipo de incidentes llevan un proceso de detección, análisis y reacción que puede durar días. Se ha criticado a Chema Alonso, Chief Data Officer de Telefónica de haber fallado en sus estrategias, se ha involucrado a la NSA norteamericana de ser la autora del ransomware protagonista de la historia, las cifras del número de empresas infectadas han sido variables, así como los motivos del ataque.

No hemos visto lo más importante y fundamental, la gran conclusión de todo este histórico ciberataque: la falta de aprendizaje. Es lógico que en cualquier incidente se busquen culpables y víctimas, pero debemos tener la capacidad de aprender qué ha sucedido, por qué ha pasado, qué debería haber hecho y, si lo he hecho bien, seguro puedo mejorarlo. El ciberataque de WannaCry, nombre del ransomware causante de las últimas portadas de los periódicos, ha destapado la poca atención que merece la ciberseguridad para una gran parte de las empresas, sea cual sea su tamaño. Como caso práctico perdurará durante mucho tiempo por su ejemplar secuencia de los hechos: se produce un ataque y trasciende al exterior de las empresas, se crea confusión acerca de su alcance, las empresas deben lidiar con los medios para no perder reputación, al mismo tiempo que los clientes, aliados y proveedores preguntan qué está sucediendo. Y todo ello con la gestión técnica del ciberataque.

No pretendo cuestionar si alguien como Chema Alonso ha gestionado bien el incidente, si es que era su responsabilidad, pero demuestra un hecho indiscutible: los ciberataques sucederán tarde o temprano para todos nosotros, y como una enfermedad vírica, la diferencia será si nos hemos preparado para pasarla rápidamente o tendremos secuelas irreparables. En BinauraMonlex siempre hemos apostado por la prevención en las empresas, no con el objetivo de que las empresas se conviertan en inexpugnables, cosa imposible, sino para entrenarlas y concienciar a todos los involucrados. Y vista la tendencia de los próximos años, nos reforzaremos en el mensaje.

Diario “Encuentros Proveedores Hosteltur” – 3ª Parte

A las 17:45 ha dado comienzo la mesa de INNOVACIÓN en la que hemos tenido el honor de participar.

Inicio de la mesa de INNOVACIÓN

Inicio de la mesa de INNOVACIÓN

Entre los ponentes: Francisco Ramírez (Director General de LG B2B), Tomás Rodicio García (CIO de Palladium Hotel Group), Enrique Martín (Director de Innovación para Empresas de Vodafone), Francisco Javier García Cuenca (Vicepresidente de Magic Costa Blanca Hotels & Resorts) como moderador de la mesa, y por nuestra parte, Xavier Ferretjans (Responsable de Área de Nuevas Tecnologías y Seguridad de la Información de BinauraMonlex).

Algunas de las conclusiones que todos los ponentes han secundado serían:

  • El Big Data sólo es útil si se sabe con anterioridad que información queremos obtener y qué vamos a hacer con ella. 
  • Que la tecnología debe estar al servicio de la atención al cliente, y pensando siempre en el ROI que podemos obtener de ella. Que no se debe obtener tecnología por el mero hecho de incorporar novedad a la empresa.
  • Que la Seguridad de la Información debe ser un elemento más del buen servicio que se le brinda al cliente, incorporando como una exigencia del cliente el preservar la privacidad de sus datos.
  • Que la prevención es la mejor y más económica política para evitar las consecuencias de los eventos adversos que puedan tener lugar con respecto a la seguridad de la información, privacidad y ciberseguridad.
  • Que la Ciberseguridad tiene consecuencias, no sólo en el departamento de IT, sino también a nivel de Reputación e Imagen de Marca y a nivel jurídico.
20170117_190807

Los ponentes y, en medio, Joaquín Molina, editor de Hosteltur y promotor de estas jornadas.

Ha dado mucho más, la hora y media que hemos podido disfrutar de la charla de los ponentes, pero resulta imposible plasmarlo todo en este minidiario que damos por finalizado.

Esperamos que lo hayáis encontrado tan interesante como nosotros.

Nos vemos en el próximo evento.

Diario de “Encuentros Proveedores Hosteltur” – 2ª Parte

20170117_105759

Inicio de una de las charlas mientras se acomodan los asistentes.

Hacemos un hueco después de comer para continuar con nuestra visión de lo que está suponiendo este “Encuentro Proveedores Hosteltur”. Si ayer tuvo lugar la exposición y encuentros propiamente dicho, hoy es el turno de las “mesas de expertos”. Esta mañana hemos podido asistir a:

Alimentación y Bebidas, con participaciones tan importantes como Nestle o Iberostar entre los ponentes, donde se ha valorado el marketing en las ventas de las organizaciones y la manera de conseguir un producto que se adapte a las necesidades del cliente, algo sumamente importante para la compra y fidelización del mismo. Además, esas necesidades no son perennes en el tiempo, van sufriendo cambios a los que debemos anticiparnos y adaptarnos, para no perder la confianza de nuestro cliente.

La innovación y evolución son claves para mantener nuestra empresa viva.

Eficiencia energética ha sido el segundo de los temas tratados, con ponentes como NH Hotels, Acciona o Gas Natural Fenosa.

Beneficios para la empresa en cuanto ahorro energético, y además, dotar a nuestras organizaciones de la responsabilidad social que debe exigirse en el siglo XXI con el fin de cuidar nuestro entorno y asegurar una sostenibilidad a largo plazo.

Como veis, temas importantísimos para cualquier organización, con ponentes e invitados de lujo.

Os dejamos el programa completo y os emplazamos a leer esta noche el resumen del resto de la jornada, teniendo en cuenta que nosotros, bajo la marca BinauraMonlex, participamos en las mesa que tratará el tema de Innovación.

Programa de la jornada

Programa de la jornada

 

Diario “Encuentros Proveedores Hosteltur”

20170116_153145

Grupo de patrocinadores

Tal como informamos en nuestra anterior entrada, estamos participando en los “Encuentros Proveedores Hosteltur”. Esta prestigiosa publicación enfocada en el sector turístico ha reunido en un mismo lugar, y con el tiempo que no disponemos en nuestro día a día, a proveedores y clientes.En este primer día se habían organizado encuentros de 20 minutos en una de las salas del espectacular hotel Marriott Auditorium, y hemos tenido la oportunidad de darnos a conocer a importantes cadenas hoteleras, y reencontrarnos con otras con las que ya colaboramos para hablar del futuro del sector y de los riesgos que plantean las ciberseguridad y la informatización de todos nuestros procesos de negocio. Ha sido una jornada enriquecedora, en la que hemos podido compartir una estupenda comida y cena con todos los asistentes.

Pero no estábamos solos en el stand. Aprovechando nuestra colaboración con March JLT de la que informaremos en breve, hemos podido presentar a nuestros visitantes un producto novedoso que aúna nuestro producto WhiteAura de Ciberseguridad con una

Xavier Ferretjans de Binaura y Jaume Nicolau de March JLT

Xavier Ferretjans de Binaura y Jaume Nicolau de March JLT

póliza de ciberriesgos. Esta unión entre BinauraMonlex (la marca mediante la que englobamos todas nuestras soluciones de seguridad de la información) y March JLT, ofrece un producto global para la prevención y protección ante los ataques que pueda sufrir cualquier organización.

Mañana participamos de forma conjunta en la mesa de Innovación donde hablaremos en entre otras cosas de la gestión del riesgo en el sector hotelero alineándolo a los objetivos y procesos de negocio de las empresas. Pero eso, lo comentaremos mañana.

Estaremos en el Marriott Auditorium, en Barajas.

CARTA A TOYOTA: EL COSTE DE LA “NO CALIDAD”

Toyota-logo

Siempre me ha encantado Toyota. De hecho, el coche que tengo actualmente es mi tercer Toyota. Sin embargo, en el momento de elegir una marca, nos atamos un poco a su estructura de concesionarios y talleres de reparación, así que de poco sirve fabricar grandes coches, si cuando necesitas (porque los años pasan) utilizar los servicios de sus talleres, éstos no se corresponden con la imagen de calidad que la marca se esfuerza en ofrecer.

Hace algo más de un mes llevé mi Toyota al taller del concesionario donde lo compré, Medimotors Mallorca, ubicado en Gran Vía Sima, 40, en Palma de Mallorca. Se trataba de una pérdida de potencia. Me ofrecieron cambiar las ruedas delanteras por el desgaste y asentí.

Primer problema: el día que voy a recoger el coche se habían olvidado de cambiar las ruedas. Esto, después de cuatro llamadas, aceptación de presupuesto, etc. Les digo que contaba con el coche y que volveré en una semana a cambiar las ruedas.

En los días posteriores, otro conductor da un golpe a mi coche y rompe el retrovisor izquierdo. Hablo con mi seguro y me dice que, si no quiero permanecer sin coche, espere a la aprobación del seguro contrario, y después llevar el coche al taller para que el perito pase y se pueda realizar la reparación de manera inmediata. Además, voy a la ITV y me dicen que tengo que cambiar unas bombillas.

Pues bien, una semana antes de llevar por segunda vez el coche, me presento en Toyota (porque me fue imposible concertar una cita por teléfono, pero eso es otra historia), hablo con el encargado de siniestros y con la persona que me atendió en la primera ocasión y les digo en varias ocasiones, que quiero que se arregle todo de una vez, que me cuesta dinero de taxi cada vez que traigo el coche, y me supone un coste logístico importante para coordinar con el trabajo y la realidad doméstica. Toman nota de que hay que cambiar el retrovisor y las luces antiniebla y las ruedas que se olvidaron en la vez anterior.

Así que llega el martes por la mañana, llevo el coche y lo dejo. Y me llaman por la tarde diciéndome que a las 18 horas estará listo. Yo les contesto que iré a primera hora de la mañana siguiente.

Miércoles por la mañana: recibo una llamada diciéndome que el coche ya está listo (extraño, en teoría ya lo estaba ayer), y le comento que ya estoy llegando al concesionario. “Pues ahora te lo saco del taller para que lo tengas listo”, me dice aquella voz tan simpática como siempre.

Cuando llego, tengo que esperar casi 20 minutos a que saquen el coche y, para mi sorpresa, sólo habían cambiado las ruedas y, además, con una marca que no era la que yo había pedido.

No habían pedido las bombillas, ni el retrovisor, ni nada, porque las ruedas, que en teoría me estaban guardando (una mentira como tantas otras) no estaban.

En fin, que tendré que llevar mi tercer y último Toyota de nuevo al taller. Y no se equivoquen, las personas han sido muy amables. Lo que suele fallar es el sistema, y creo que en este caso así ha sido.

Quién me paga mi tiempo, los taxis, los ingenios logísticos que tengo que hacer en casa para poder desprenderme del coche y, sobre todo, qué precio tiene la imagen de nula calidad que desde este momento Toyota tiene para mí. La marca deja en manos de otros (franquicias o el sistema que sea) algo tan importante como el servicio postventa, porque la compra son unos pocos días, pero el servicio posterior es para muchos años. Algo tuve que haber sospechado el día que compré mi RAV4, cuando me prometieron cosas que una vez pagados los muchos miles de euros que cuesta, no cumplieron.

El coste de la NO CALIDAD en este caso, es un valor aproximado entre 20 y 30 mil euros que cuesta el coche que me hubiera comprado en ese mismo concesionario cuando tocara cambiar el mío, más las revisiones, reparaciones, y la buena reputación que hasta ahora daba al hablar de mi Toyota.

Seguro que encuentro un sitio donde valoren los miles de euros que gastamos en nuestros coches.

En Palma de Mallorca, a 14 de julio de 2016

Abraham Parrona (622789898)

aparrona@binaura.es