¿Está tu hotel preparado para el aumento de las exigencias en gestión sostenible que reclama el mercado?

Agencias, touroperadores y clientes directos valoran, cada vez más, el compromiso medioambiental de los establecimientos.  

La sostenibilidad es la gran alternativa para la ocupación hotelera cuando se acaben las cifras record de visitantes.

 

El ‘lleno absoluto’ que se está registrando en diferentes destinos turísticos durante este verano, como ocurre en Baleares, ha reabierto el debate de la sostenibilidad. Al margen de las derivadas políticas y económicas que genera una excesiva ocupación (no siempre rentable cuando se confronta a los recursos que consume), lo cierto es que ya hace unos años que el compromiso con una gestión hotelera responsable forma parte incluso de los criterios de contratación. En Binaura Consultores hemos comprobado cómo diferentes touroperadores vinculan cada vez más la inclusión de determinados hoteles en sus paquetes vacacionales, a las certificaciones en materia de gestión medioambiental que pueden acreditar. Dicho de otro modo: dan prioridad para la reserva de plazas a los establecimientos que demuestran un compromiso inequívoco en este ámbito.

Abraham Parrona es nuestro responsable de Desarrollo de Negocios. Evaluador del modelo de excelencia EFQM, la fundación europea para la gestión de calidad, ha analizado la evolución en aumento de estas exigencias…

Los touroperadores llevan varios años incentivando a los hoteles para que adopten políticas de sostenibilidad que otorguen mayor visibilidad y prestigio de cara a los clientes finales. Para ello crearon sistemas que podríamos catalogar de ‘autoevaluación’ mediante un “checklist” como Travelife, que es una solución para gestionar esa sostenibilidad en los negocios turísticos y proveedores de servicios. Pero inicialmente, no podían considerarse sistemas de gestión, y eran medidas escasas y de poco calado en los hoteles. Con el tiempo, ese método ha aumentado considerablemente sus exigencias y los hoteles se ven sometidos a auditorias y controles por parte de los TTOO. En cualquier caso, aquellos hoteles que se inclinen por un sistema de gestión medioambiental basado, por ejemplo, en la Norma ISO 14001 cubren con creces los criterios de Travelife… pero además dotan de un sistema en continua mejora, que aporta un importante ahorro de costes y una mejora en la imagen de marca, entre otros muchos beneficios.

fotoABRAHAM_2

  • Dependiendo del mayorista, las certificaciones Travelife y Green Key son las más requeridas, aunque supongan en realidad el mínimo a cumplir para aquellos establecimientos que decidan adoptar medidas de sostenibilidad, ¿no?.

Así es. No obstante, certificaciones como EMAS, de origen europeo,  e ISO 14001, con  reconocimiento internacional, son muy bien recibidas por los touroperadores, porque saben el esfuerzo que supone la implantación de estos sistemas. Aunque los beneficios que implican para los clientes y los propios hoteles son excepcionales también.

  • Lo que llama la atención es que esos propios TTOO estén más interesados por las certificaciones medioambientales, que valoran de manera significativa los turistas alemanes y escandinavos, principalmente, que por las de calidad. ¿Qué opinión tiene Binaura Consultores sobre ello?

Lo cierto es que las medidas a implantar por parte de los touroperadores no contemplan iniciativas de gestión de calidad. El gran Know-how en gestión que atesoran nuestras cadenas (aunque un SGC aportaría grandes ventajas) puede ser una de las razones por las que los operadores destinen sus esfuerzos a criterios más novedosos. Es relativamente reciente el interés por parte de los ciudadanos y de las empresas en adoptar comportamientos responsables con la sociedad y con nuestro entorno, y esta concienciación convierten a esos sistemas de gestión en algo que aporta un valor añadido muy atractivo para los clientes.

  • ¿Cuáles son los principales consejos que podríamos aportar a los hoteles desde Binaura Consultores?

El primero es una obviedad, y tiene que ver con la rapidez con la que está cambiando la manera en la que los clientes pueden acceder a la reserva de sus vacaciones, así que los TTOO no están solos y cada vez hay más actores compitiendo. También hay que prestar atención a la irrupción en escena de las viviendas de turismo vacacional, con aumentos ocupacionales superiores al 20% anual…son los compromisos con la gestión responsable los que aportarán una diferenciación y un valor añadido frente a este incipiente modelo de pernoctación.

El segundo pasa por pensar a medio-largo plazo: aunque ahora el flujo de turistas a España es cada año mejor y puede conseguirse una gran ocupación debido a la enorme demanda (ojo, y  sin que muchos de los visitantes puedan elegir lo que realmente buscan por falta de plazas), en años en los que disminuya la ocupación, aquellos hoteles que demuestren su compromiso con la calidad y sostenibilidad serán los que aporten mayores garantías a los visitantes.

  • Así que podríamos concluir que, cada año, las exigencias en criterios de sostenibilidad irán en aumento…

Sí. Crecerán en paralelo a la necesidad de conseguir la mayor satisfacción de los clientes y su fidelización. Y precisamente por ello en Binaura Consultores apostamos por sistemas de gestión medio ambiental altamente reconocidos, como los que anteriormente hemos comentado basados en la Norma ISO 14001, que pueden ser certificados y cuyo sello es conocido a nivel internacional. Lo cierto es que aportan credibilidad no sólo a los turoperadores, sino ante los clientes finales y la forma de organizar sus viajes. Además, conviene recordar a las empresas que ya atesoren este sello en su versión de 2004 que tienen de plazo hasta 2018 para realizar la transición hacia la última.

  • Parece que esta tendencia en auge sólo beneficia a una parte de la industria turística, pero la verdad es que los hoteles también salen ganando ya que este tipo de sistemas de gestión tiene entre sus ventajas la fidelización, mejor imagen de marca, ahorro de costes, satisfacción de trabajadores y clientes, mejora en la utilización de recursos, etc…

Lo que está claro y cada vez entienden más empresas, de cualquier tamaño además, es que implantar un Sistema de Gestión Ambiental (SGA) les ayuda a controlar los impactos que producen sus actividades en el medio ambiente, reducirlos o incluso eliminarlos, haciendo de cada una de ellas una organización más sostenible. Y que además cumple con la legislación ambiental vigente. Por ese motivo, todas estas inquietudes están ya también muy presentes en el ámbito sanitario. Sus centros consumen grandes recursos y su impacto en el entorno puede representar un importante riesgo medioambiental. De ahí que hayamos detectado también un aumento del interés por los sistemas de gestión ambiental también en este campo, el sanitario, otra de nuestras áreas de especialización junto a la turística y la tecnológica.

Un último dato para acabar con cualquier duda sobre la conveniencia de no desoír la llamada de la ‘tendencia verde’ en los negocios: las empresas con un SGA implantado obtienen mejores valoraciones de sus clientes. Y al fin y al cabo, ellos son los que pueden hacerla crecer, ¿no?.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.